fbpx

“Lo que te atrae no tiene por qué ser lo mejor para ti”

Las películas, series y novelas comercializan una versión del amor romántico que está en desacuerdo con la vida cotidiana. El cine y la televisión perpetúan la atracción basada en el “amor a primera vista”, y mezclan música y pasión desenfrenada entre dos personas desnudas que parecen atletas olímpicos. (¿Cuántos de nosotros nos vemos así?) Con demasiada frecuencia, esta visión fantástica del amor romántico refuerza los patrones de relaciones negativas. Mirar fijamente a un extraño sexy de una habitación abarrotada puede hacer que tu corazón se acelere, pero esas relaciones rara vez tienen éxito. De hecho, la mayoría de las veces son desastrosas.

Cuanto menos conozcas a alguien, más proyectas tus sentimientos en él/ella, porque tiendes a imaginar que es la persona qué quieres que sea. Inconscientemente, te ciegas y fantaseas sobre cómo cumplirá tus necesidades. Puedes pensar que esta nueva persona es todo lo que siempre quisiste, pero lo más probable es que, sin más tiempo y sin una comunicación honesta, él o ella sea simplemente un extraño atractivo.

Romper el patrón no saludable en las relaciones

Con frecuencia, las personas acuden a terapia porque están cansadas de patrones de relación poco saludables. Se encuentran repitiendo los mismos errores y recorriendo los mismos romances sin salida. La terapia individual se centra en la auto-comprensión, y en llegar a entender que hay debajo de lo que te lleva a repetir una y otra vez lo mismo con tus parejas.

Cómo las ilusiones románticas pueden condenar las relaciones

Recientemente, una mujer joven acudió a terapia con este motivo de consulta, y llegó a la conclusión de que tenía la necesidad de sentirse atraída por hombres no disponibles o emocionalmente distantes. No importa cuán “ardientes y pesadas” empezaron las relaciones, los hombres finalmente se retiraron o “fantasearon” con ella, dejándola confundida y abandonada.

A medida que exploraba sus sentimientos en terapia, se dio cuenta de que la criaron con una visión de los hombres del “Príncipe Azul”. Inconscientemente, ella creía que un hombre la salvaría, cubriría todas sus necesidades y la rescataría de su vida mundana. Estos hombres, por supuesto, tenían que ser guapos, apasionadamente dedicados a ella y con un nivel adquisitivo alto.

En lugar de relacionarse con el hombre real que estaba con ella en ese momento, ella examinó su currículum y lo puso en su lista de verificación. Como resultado, los hombres con los que salía sintieron una enorme presión por parte de ella. No se sentían amados, valorados o comprendidos, sintiendo la carga de sus expectativas. Eventualmente, esa carga se volvió demasiado grande y huyeron.

Cuando descubrió a través de la terapia su deseo de ser salvada, comenzó a darse cuenta de que su fantasía del “Príncipe Azul” se basaba en los temores y ansiedades de que estaba incompleta sin un hombre, una dependencia que devastó su autoestima. Poco a poco, a medida que comenzó a tomar nuevas decisiones en las relaciones, comenzó a tener una vida amorosa más satisfactoria.

Cómo encontrar a tu compañer@ de viaje

El amor romántico es un gran negocio. Vende películas, aplicaciones de citas, música, libros, etc. Sin embargo, para una intimidad saludable y relaciones duraderas, tendrá que ser real. Aquí hay cuatro pautas que nunca te fallarán:

1. Conozca a la persona primero

No importa cuán atractiva parezca una persona, lleva tiempo conocer a alguien. No te apresures.

2. Sé tú auténtico yo

En un mundo impulsado por el marketing y el postureo, recuerda que las relaciones son vacías y sin autenticidad. No te acomodes, mientas o retengas tus verdaderos sentimientos, hay que ser uno mismo. Si no funciona, no estaba destinado a ser. Y no habrás sacrificado tu integridad.

3. Lleva una vida satisfactoria

Si buscas una relación para brindarle sentido y felicidad a tu vida, estás asumiendo un gran riesgo. Lleva significado y felicidad contigo a la relación, y tendrá una base sólida para una relación saludable.

4. Mantente presente y conectado a tierra

Mantén los ojos abiertos, escucha, trabaja en la comunicación. Cuando te enamoras de alguien, no te pierdas en la adrenalina del momento. Respira hondo, permanece presente y enfocado.
Muchas parejas exitosas confiesan no sentirse inicialmente atraídas por su pareja. Empezaron como amigos o conocidos. Disfrutaban de la compañía mutua, tenían el mismo sentido del humor, compartían los mismos valores. Poco a poco, sin embargo, el romance floreció. Cuando la calidad de la relación fue lo primero, siguió el romance.

Abrir chat